Appearance·Escritos / Writing·Stuff

LA VIDA DE UNA FREELANCE

Envié los archivos corregidos a dropbox…

Pero el cliente no aparece, le mande correos diciendo que viera su email y jamás me contestó…

Esto es lo que pasa cuando eres freelance – me dice mi mente

Todos quieren el trabajo gratis.
O les cobren barato.
Que le des un número de cuenta al banco que ellos quieran.
Que hagas cambios al diseño sin cobrar extra.

A veces pienso que debería buscarme un trabajo de oficina. Evitar el darle vueltas al asunto y tratar directamente con el cliente. Que me digan exactamente que tengo que hacer. Que me paguen cada quince días. Con un horario de 9 a 7pm. Con una hora de comida. Tratando con jefes. Yendo a juntas. Levantarme a las 5am. Regresar a casa cansada. Asistir al dichoso pastel de los cumpleañeros del mes. Fingir una sonrisa de agrado cuando no me caen bien…

Mmm…

Ya me di cuenta porque no me gusta trabajar en oficina.

CLIENTE          Fwd: DEPÓSITO FINAL – Ya le deposité a su cuenta el restante del trabajo….

PD Ya tengo dinero.

Stuff

VERDADES UNIVERSALES #1: EL CAFÉ SABE MEJOR EN DÍAS LLUVIOSOS

No es un secreto el decir ME ENCANTA TOMAR CAFÉ. Sin embargo, hay días en los que disfruto más la bebida del infierno (sí, me gusta calientito)*

*No sean mal pensados.

Todos las mañanas cuando sale el Sr. Sol y se asoma por mi ventana, hay una cierta rutina que hago:

Aunque siempre es un placer beberlo, lo disfruto más cuando el día está nublado. No sé cual sea la razón, simplemente me gusta mucho. Me hace sentir calmada, me relaja y si llueve por las mañanas es un mega orgasmo de placer tomar esta bebida.

Nota mental: A veces, sólo a veces, también fumó un cigarrillo.

Gracias por leerme xoxo

Stuff

VALGO LA PENA, YO LO SÉ

Se que soy un desastre como mujer, no soy la típica mujer que se arregla cada día para salir a caminar, no soy la típica chica que se conquista con regalos caros, ni la que pinta su rostro con capas de maquillaje. No, no soy la típica mujer que encuentras con tus amigos los sábados en los bares.

Soy una mujer simple y a la vez complicada. A veces ni yo misma me entiendo y sé que eso puede llegar a sacar tanto de quicio a alguien pero te pido que me tengas paciencia.

Soy de las que me gustan los regalos hechos a mano, soy de las que quiere detalles inesperados sin fechas indicadas, soy de las que les gusta que le besen en la frente y le digan “te quiero”.

Me gusta ir con tu camiseta como loca correteando por el pasillo de tu casa, cantando y bailando como una loca cuando prendes la radio del salón, me gusta que me hagas sonreír cada día, me gusta que me arropes si tengo frió, me gusta que me demuestres que me quieres en vez de decírmelo tantas veces.

Quiero que me agarres fuerte, pero no me sueltes.

Repito que no soy la típica chica corriente y que eso supondrá que tendrás que dedicar mucho tiempo a conocerme a mi y a mi mundo propio. Pero créeme, merece la pena conocerme.

Soy una persona cariñosa, extrovertida aunque en ocasiones bastante tímida, me gusta pasar tiempo a solas y saber quererme a mi misma para luego poder querer a otra persona, como a ti por ejemplo.

Me gusta pasar tiempo con mis amigos, con mi familia, me gusta salir a bailar aunque no tenga ni idea de hacerlo, me gustan las cervezas un miércoles cualquiera por la tarde, me encanta hacer reír a la gente, soy de las que cuido de la gente que me importa e incluso de la que no también.

Me gusta dedicar tiempo a las personas de mi entorno, ser detallista, paciente con ellos, ser su confidente, saber escucharlos y apoyarlos para mi eso es algo muy importante.

Me gustan las películas y acostarme en mi cama, pero me encanta salir de fiesta y disfrutar del mundo ante mis pies.

Soy un poco bipolar también, lo reconozco aunque a veces ese punto me cueste reconocerlo, soy algo terca y orgullosa. Pero he aprendido a lo largo de los años que el orgullo lo pierdo por cualquiera que merece la pena, solo tienes que saber hacerme ver y sentir que “mereces la pena”.

Quiéreme, cuídame, protégeme. Pero sobretodo te pido que me aceptes con mis mayores defectos y virtudes. Que ames cada trocito que me forma a mi.

Porque cuando aprendas a amarme tal y como soy, sabré que me quieres sinceramente y ahí será cuando te agarre y créeme no te dejaré caer, no te soltaré.