Comienza el hábito de ahorrar

Ahorrar dinero

La verdad, ahorrar no es fácil, como todos los hábitos requiere tiempo, constancia y acciones muy conscientes. Practicar, es un buen punto de partida para poder concretar un sueño como comprar un carro o irte viaje. Aquí te doy algunos prácticos consejos:

Establece una meta 

Antes de empezar a ahorrar, es necesario definir exactamente lo que quieres lograr: pagar el departamento, vacaciones familiares, un postgrado, etc. Es necesario que entiendas cuánto cuesta y definas qué tiempo necesitarás para ahorrar el monto de dinero que requieres. Lo que yo hago es realizar una hoja donde describo el dinero que percibo y veo en qué lo gasto, esto me ayuda a mantener un control y no me excedo en lo que no es necesario.

Los innecesarios pequeños gastos

Vivir día al día, estresada por el dinero es desgastante. Por eso una de las opciones es cuidar tu dinero, ve caminando o utiliza el transporte público en lugar de llevar carro y pagar estacionamiento. Sí trabajas en una oficina, trata de no gastar dinero en comida, mejor prepara un lunch aunque tengas que levantarte más temprano. ¿Eres de los que compra lo que sea cada fin de semana?… entonces sigue leyendo.

Evita los caprichos

No gastes dinero en cosas que NO NECESITAS. Sí eres de las personas que gastan cada vez que tienen billetes en su mano, déjame decirte que esto no te llevara a ningún lado. No estoy diciendo que no compres, lo que digo es que cada vez que vayas a efectuar una compra hazte estas sencillas preguntas: ¿Lo necesito? ¿Es indispensable para mi? ¿Sí lo compro, lo voy a utilizar? Es más fácil alcanzar la plenitud y la felicidad bajando la barra y deseando adquirir menos cosas en vez de sufrir la ansiedad y la carencia de todo aquello que no puedes comprar. En el fondo no necesitas tantos pares de zapatillas, o de camisetas. Tal vez unas cuantas pocas de buena calidad sean suficientes. Tampoco necesitas tecnología que cae en la obsolescencia con rapidez.

Lugares que te invitan a gastar

“Dar la vuelta” en un centro comercial (que no es lo mismo que ir de compras) es una trampa mortal. Ir de compras significa que puedes establecer un presupuesto y una lista de cosas que necesitas. Pasear en el centro comercial porque sí, casi siempre termina en gastos impulsivos y fuera de presupuesto. Gasta en experiencias más que en cosas. Que tu forma de disfrutar tu tiempo no sea de compras, sino en actividades que te diviertan o te llenen física, mental o espiritualmente.

Ahorra con metas claras

Es cierto que hay metas de ahorro que son a largo plazo como comprar un departamento, pero hay otras que están a la vuelta de la esquina y, si las planeas y les das seguimiento, te van a ayudar a tener un continuo sentimiento de logro y a convertir el ahorro en un hábito. Piensa qué quieres, ¿un viaje? ¿Una maestría? ¿Un par de zapatos? ¿Una bici? Todas estas son metas válidas y, según tus ingresos y tu presupuesto, pueden convertirse en retos interesantes.

Te gusto compartelo

firma3

Anuncios

2 comentarios en “Comienza el hábito de ahorrar”

¿Te gustó lo que escribí? Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s